Cachorritas nuestras, nuestras de Dra. Norma Love Norma Amor y Dra. Hache intercalada.Cómo os queremos y cómo amamos a nuestras fans, la verdad. Después de apenas tres semanas reclamando EXIGIENDO CON MAYÚSCULAS que alguien nos ayudara a diseñar un logo más digno y fidedigno que la masacre que hemos hecho con el paint + la guía para la vida de Bart Simpson y que ya ha pasado a mejor vida, AHORA LA GUIA NORMALOVE PAR LA VIDA NORMA LOVE va viento en popa a toda vela como un reloj suizo gracias a la diseñadora del logo, nuestra amada y respetada Marta Arias (diseñadora suiza que, tras años diseñando las vacas de MILKA, ha accedido a ponernos un dibujito que ilustre nuestra bella sección).

MIRAD MIRAD EL LOGO! Es tan fino y delicado. Nos encanta.

 

 

Esta semana trataremos un tema HARTO COMPLICADO en la corta pero intensa vida de la pequeña NormaLove. Ese extraño momento en el que, después de haber empezado la E.S.O. con un éxito más o menos relativo, te ponen un mote. Por eso, vamos a entregaros sabios consejos para conseguir que se olviden de tu mote. Procedamos a resolver casos prácticos gracias a los ejemplos que suscriptores de NormaJean Magazine nos han brindado.

 

El joven y apuesto escritor Manuel Astur al habla:

 

A mi nunca lograron ponerme mote. Algunos lo intentaron en el colegio y en el instituto, pero se encontraron con la dura realidad de que mi nombre resultaba ya el mote perfecto ( corto, original, significativo y fácil de recordar) y el que ellos inventaban resultaba siempre artificioso en comparación. Por contrapartida aún a día de hoy, incluso entre los conocidos, hay mucha gente que cree que Astur es un mote que he adoptado como real, cosa que no es cierta, y más de dos veces al año, en alguna fiesta, con alcohol por el medio para facilitar el manifestar las dudas, he tenido que enseñar mi DNI. También es cierto que ese hecho, el de dudar y pedirme el DNI, suelo tomármelo como un auténtico interés hacia mi persona y varios de mis mejores amigos pasaron por ese trance. Ya es algo casi romántico.
Creemos que Manuel Astur en realidad se apellida de una vulgar forma terminada en -dez Fernández, Hernández, Sandez, y que ha incorporado el mote a la vida real. Esta es una de las opciones para sobrevivir al “linchamiento motal” que se produce en colegios e institutos de todo el mundo. Se puede aceptar el mote, pero no en todos los casos.
La joven y alocada M.S. (que prefiere mantenerse en el economato) resume todos los motes que recuerda haber recibido a lo largo de su infancia en apenas quince líneas. Si alguien fue con M.S. al colegio que por dios nos escriba un correíto a consultorionormalove@gmail.com diciendo más motes. Te queremos MS.

Conmigo se han metido muuucho en el colegio porque en Badalona son asín, unos chungos. Como siempre he tenido pinta de Chus Lampreave pero en niña no hacían más que ponerme motes tan originales como “cuatro ojos” o ya en mi adolescencia “Betty la fea”. ¡Qué majos! Menos mal que ahora estoy buenísima y LO PETO, de hecho cuando tenía 16 y empezaba a ir a esa cutrez de adolescencia conocida como discotecas de tarde, uno de los que me insultaba me tiró la caña, así tal cual.

 

Además.

 

Uno de los sujetos que me insultaba tenía la cara de granos y yo le llamaba Granollers (hasta ahí llega mi imaginación, lo siento). De otros motes ahora mismo no me acuerdo.

 

La bella Erre. G. I. se niega también a recordar los peores insultos pero nos recuerda su infancia.

 

Yo no tenía mote -que recuerde- en el colegio e instituto, aunque es posible que me llamasen algo chungo (gente que no conocía) porque yo era tope dark y heavy metal is the law y esas cosas. Mi hermana en el colegio tenía un colega al que le llamaban “Moco loco” porque se comía los mocos. En el cole no tenía amigos asi y los niños de mi clase (La A) eran autenticos gilipollas, estaban atontolinados. Una vez llegué al instituto a otras letras (La B, la G, la I) pues claro ya tuve amigos y los motes eran menos crueles, eran derivaciones de apellidos y cosas asi, asi que no hay mucha chicha la verdad…la epilepsia me ha dejado jodida de recuerdos, presiona a mi hermana que ella se acordará de más.

 

Lo bueno de crecer es hacer amigos. Empezamos a considerar la posibilidad de asumir la imposibilidad de conseguir que tus amigotes de clase se olviden del mote que te han puesto. O lo aceptas o estás muerto. Realmente.

Aquí, la colaboradora de Norma Jean Doña Bonilla nos sugiere tiernos motes con su testimonio que no sé si podremos evitar escribir.

 

a mí me llamaba uno culo pato porque lo tengo muy arriba y también, por mi apellido Bonilla Bombilla, Bonilla Zapatilla, etc… Otra en mi clase era la Cape, porque tenía cara de pene (o eso nos parecía)También a una amiga la llamábamos la Charquitos porque tenía enormes pérdidas de orina cuando se reía mucho. Sí, tenía 16 años y ya no es amiga mía, obviously. jajajaja

 

Queremos aprovechar para saludar a Doña. Cape a.k.a. Cara de pene desde aquí. Mándanos una foto a consultorionormalove@gmail.com, porfaplis.

 

Y entonces, llegó María S.

 

que yo sepa a mí nunca me han llamado nada más que “meri/lameri/lamari”, por razones que son autoevidentes (y que siempre me han hecho preguntarme si no tener mote era un indicativo de sosez… creo que sí). pero tenía un amigo al que llamaban el pequeño tormento (os podéis imaginar al personaje) otro al que llamábamos atún (nunca supe por qué), otro mofli (por los mofletes, qué ingenio). también estaba El Camarada, que se ganó el mote por facha. Y en mi colegio, que era de muy pijos, había muchos chiqui, pichu, malula, kiki y así, pero esos no cuentan.

y hoy me han contado de una a quien llamaban la barrotes porque era tan fea que era para encerrarla.

Este mote nos ha llegado al alma. Un high-FIVE. poner cosas en rosa significa que nos gusta.
A uno que tenía un diente negro le llamábamos Piano
Y aquí UN EXCELENTE DOSSIER que nos ha enviado un suscriptor de normajean sin saludar antes, sin decir, HOLA NORMAJEANS, qué guapas y qué majas son. para qué. ahí va.
Sin más dilación, allá van los mejores motes de mi clase:
- POTENTO: mi amigo Jorge cargó (y carga) con este mote gracias a su enormes orejas salidas. De críos decíamos: “¿qué es el viento?” / “Las orejas del Potento en movimiento.”
- CATARATAS DEL NIÁGARA: que bello mote… se lo llamábamos a mi amiga Beatriz, después de que en 6º de Primaria se mease en clase intentando hacer como que nada de aquello había ocurrido… hasta que un compañero de detrás gritó: “¡PERO BEATRIZ! ¡POR QUÉ CAE AGUA DESDE LO ALTO DE TU SILLA!”… la risa fue generalizada.
- ALUDA: dícese de una especie de hormiga gigante con alas que aparece en verano en algunas zonas rurales, imaginaros como era el chico… “guapo, guapo”.
- EL ZATO: el típico niño conflictivo que siempre intentaba llamar la atención coleccionando, en MEDIO DE CLASE, babas o caspa en botecitos. Es algo así como “el Zafio”.
- RISKETO: sí, este era pelirrojo…
- CEBOLLA: mi amigo Javier, lo de “cebolla” estaba claro, de pequeño era gordito y con la cabeza redondita y rapada, igual que una cebolla.
- POCHAS: esto se lo decían a mi amigo Ismael, pero es de esos motes que nadie recuerda por qué apareció, lo que sí recordamos es que de críos siempre proferíamos ruidos pedorreros para insultar, denigrar o humillar a este chaval… hasta que cumplió los 16 y se convirtió en el jefe de la cuadrilla, entonces el mote fue prohibido.
-TARFY: el de mi amigo Álvaro. Todo partió de un rumor de clase… se decía que la madre de este chico recibía visitas intempestivas de un “moro” llamado Tarfy. Así que, poco a poco, a Álvaro lo fuimos llamando igual que su supuesto padrastro (hay que ser hijos de puta)… luego el mote derivó en Tarfilio… hoy en día sigue vigente.
- JOTERO: el de mi amigo David. Amante del fútbol, siempre que lo ponían de portero movía las piernas nerviosamente mientras esperaba el balón… dicen que fue el primero que fusionó el fútbol y la jota… el JOTBALL.
- CARA PLASTICO, POCHOLA: es lo que pasa cuando eres blanquita de piel, tan blanca que te brilla… lo de pochola era pura ironía…

Puchi: A pesar de su parecido con el perro de rasca y pica, venia de PUCHEROS. Mi compañero que me coronó con semejante honor expresaba asi mi blandez cuando me lanzaba sillas, mesas y demás. Preadolescencia, amigas, ¿qué os voy a contar?

 

Betty: La fea. La auténtica colombiana, no ese churro que sacaron después en la 5 donde betty era de lo más normal.

 

La Satánica: obvio pasado vestida de negro.

 

La flamingo: sudamericanos de livejournal con muchas horas para odiar a alguien con cresta cardada rosa.

 

Aquí la Dra. Norma no ha podido evitar sino escribir cómo le llamaban de pequeña. La ponemos en rosita porque somos onanistas. Lo de la diéresis en lugar de la tilde es estilo literario NormaLove a tope.

 

A MÏ ME LLAMABAN ANTENAS PORQUE ME ENTERABA DE TODO

Mi mote de adolescencia fue Larousse.
Y aquí tenemos a la ganadora, a la prom queen del grunge, nuestra querida TOI PIEDRAMARRÓN.

Toi BrownstoneToi Brownstone

  • Iba con los chicos y no me liaba con ellos, tenía el PODER, y encima caía bien #thestoryofmylife
  • @NJMagazine Toi ya es bastante apodo…además la época de bullying mía fue en el cole de monjas, ahí me llamaron de todo

Conclusión: es imposible que se olviden del mote que te han puesto. Ya está aquí NormaLove para recordarlo.

La semana que viene os enseñaremos a llevar una dieta equilibrada a base de phoskitos. 

 

 

Si te gusta lo que lees en Norma Jean no olvides seguirnos en Twitter, en Facebook o, si quieres recibir lo mejor de Norma Jean en tu bandeja de entrada cada domingo, suscribirte a nuestra lista de correo.


Tags: , , , ,

Somos la parte científica de Norma Jean Magazine. Diseñamos mujeres perfectas por encargo. Las llamamos Norma Love. Después las protegemos de la vida. Ofrecemos un servicio 24/7.
  • Hur

    Debéis aprender a escribir… por mucho estilo literario que pretendáis tener, esto ni es estilo ni es nada. Es ESCRIBIR MAL, tal cual.

  • Sta. Peppis

    Pues yo le doy al like a esta escritura chustera. Quien quiera estilo literario, que lea literatura clásica y no un blog de título normajeanmagazine. Igual que no irías a comprar caviar al Dia ni lechuga al club del gourmet, no le pidas a Norma Jean que pierda su tiempo en seguir las normas de la RAE cuando va ajetreada diseñando mujeres perfectas. Tal cual.

Blogueamos en directo: #50sombrasdeNJ (el retorno)

Hola queridas Norma Jeans. Hoy hemos empezado el día con una noticia que culpa a 50 Sombras de la muerte [...]

8/3/2014 DÍA DE LA MUJER PENSANTE, SUPERVIVIENTE, CONQUISTADORA DE LA INDEPENDENCIA MENTAL, ESCAPISTA DEL PENSAMIENTO ÚNICO, LUCHADORA E INSUMISA ANTE LA INJUSTICIA Y LA DESIGUALDAD POR RAZÓN DE SEXO

En un día como hoy, 8 de marzo de 1977, la ONU proclamó esta fecha como el Día Internacional por [...]

¡Qué bien! ¡Trabajo en una editorial de LIBROOOHWAIT!

HOLA AMIGAS lectoras de Norma Jean y apuestos hombres que hacéis click en los links que ponemos en el tuiter. [...]

El “derecho” a trabajar era una trampa: Feminismo blando y autoboicot.

Digamos que, como yo, naciste en Democracia. Es probable que sientas agradecimiento, aunque seguramente experimentes también cierta desconfianza por la [...]

Hostias de realidad

Una de las frases más oídas de padres poco ortodoxos y adultos insensibles es que “una hostia a tiempo” quita [...]

Ser la otra: consejo de venganza a la española para Valérie Trierweiler

Ay, estos franceses. Qué debiluchos son. No tendrán monarquía pero son LOS REYES DEL DRAMA. Directa al grano. Me paso la [...]

Emily Lindin y The UnSlut Project

Emily Lindin ni siquiera había aterrizado en la adolescencia cuando cometió el pecado mortal de enredarse en juegos sexuales con [...]