La adolescencia y la música son todo uno. Quiero decir, tienes quince años y de repente te inmolas a un genero musical que ha llegado a tu vida de forma mas o menos arbitraria. Y tu armario también. Después, vas quemando etapas. Desde los trece hasta ahora, por ejemplo, he sido gótica, he sido punk, he sido hippie y he sido una hipster. La gente flipaba un poco y el señor Zara se hacía rico.

Afortunadamente, llega un momento en tu vida en el que creces y puedes juntar toda esa amalgama musical y disfruta de muchas cosas. En tu lista favorita de Spotify Rufus Wainwright va detrás de los Smiths y delante de Bad Religion, asi, sin anestesia y sin nada. Hardcore.

dum dum girls

Lo de armario es un poco más complicado. Es como las drogas, si has experimentado mucho y muy duro durante años no puedes volver de golpe a un cubatita de malibú con piña (hola, ¡soy un pony!) ni a las camisetas y los vaqueros. Además, a estas alturas ya hemos asumido que reivindicar tu individualidad por medio de la ropa es un absurdo cuando todos plagiamos de los mismos y compramos en Inditex (lo creáis o no, no me dan dineros por decir Inditex tres veces en dos párrafos).

Te preguntas qué te pones ahora, quién eres, de dónde sacas ideas. Cómo reflejar que vas a  huelgas y lees a Syvia Plath y te dejas la garganta y la ropa interior en los concierto del grupo de rock de tus colegas. Yo digo: una idea es vestir como las Dum Dum Girls. Son geniales, tienen una versión de los Smiths brillante y las piernas preciosas. O cómo hallar inspiración sin que ninguna revista de moda te llame vieja y gorda:

 

Flequillo

El flequillo mola. El flequillo te hace parecer intelectual, sexy,  una cría jovencísima que sabe cosas de adulta. Te devuelve a ese mágico momento de tu adolescencia en el que eras alucinante porque tenías cara de niña pero EH, escuchabas y decías cosas muy interesantes sobre Nacho Vegas. Hola, Nacho Vegas. No importa si es un flequillo moreno y ladeado o un perruno flequillo pelirrojo. Las Dum Dum Girls  y Ainhoa Rebolledo lo saben.

dum dum flequillo

 

 

El color negro

El color negro reresenta toda la contraculturalidad imaginable. Revisemos el imaginario colectivo: las chicas intelectuales llevan jerseys negros de cuello alto, las francesitas molonas llevan ropa negra, las riot grrrls llevan ropa negra, Cristna Fallarás lleva mucho negro,  las punks de la vieja escuela, todas llevan negro. El negro es el nuevo vodka: le sienta bien a todo el mundo. El negro es el color que grita que no eres frívola, que estás ocupada, que, joder, cuando te levantas por la mañana un domingo estás resacosa y  no puedes perder el tiempo combinando colores pastel.

dum dum color negro

 

El pintalabios rojo

Y ya está. Te levantas, saludas a tus sexys ojeras frete al espejo y te pintas la boca de rojo. Y las demás que se mueran viendo tutoriales de Youtube para destrozarse la cara como Kim Kardashian. Tu ya estás lista. Eres guapa.

dum dum labios rojos

 

Las medias

Las medias son lo mejor. Las medias hacen que tus piernas adquieran una dimensión completamente diferente: pasan de ser dos cositas que te transportan a marchas fozadas cuando pierdes el bus a ser el signo de admiración que enmarca que eres la mejor. Tambien te enmarcan lo que viene siendo el coño, pero hoy no voy a desviarme del tema. Tus piernas se enfundan en nylon fino y negro con dibujos guays y se convierten en el poder. Póntelas y desgárralas: no necesitas enseñar las tetas porque ya tienes tus piernas.

dum dum medias

 

 

Minifaldas

Minifaldas con clase. Con cintura alta, o vestidos cortitos. Nada de mierdas de lycra o chorradas de tablitas a lo  chica myspace emo. Minifaldas que nunca se pondrían las chias de portada de Vogue o las de Sex and the City, que enseñan que tienes cintura y que también puedes correr

dum dum minifaldas

 

Zapatos

Di no a Taylor Momsen y al tacón perpetuo. Di no y cómprale unos pantalones, en serio, al parecer no tiene ninguno. Las Dum Dum molan mucho porque se ponen los zapatos que les da la gana. Porque no venden zapatos sino música, a veces llevan taconazos con tachuelas y otros días zapatos vintage y muchas veces indestructibles botas militares. Siempre son zapatos negros y molones.

dum dum zapatos

 

 

 

 

Si te gusta lo que lees en Norma Jean no olvides seguirnos en Twitter, en Facebook o, si quieres recibir lo mejor de Norma Jean en tu bandeja de entrada cada domingo, suscribirte a nuestra lista de correo.


Tags: , , ,

Me llamo Laura B y soy antropóloga hardcore. También fumo muchísimo y escucho a los Smiths. Las crisis nerviosas sólamente han hecho que estudie filosofía y me muerda las uñas. Me he incorporado al s. XXI y tengo también cuenta de twitter: https://twitter.com/LauraBauhaus
  • http://buythembypacks.blogspot.com.es/ Nit

    Sin ser adolescente creo que sigo un par de las reglas… así que lo de impresionable aún esta por ver.
    Genial!

Blogueamos en directo: #50sombrasdeNJ (el retorno)

Hola queridas Norma Jeans. Hoy hemos empezado el día con una noticia que culpa a 50 Sombras de la muerte [...]

8/3/2014 DÍA DE LA MUJER PENSANTE, SUPERVIVIENTE, CONQUISTADORA DE LA INDEPENDENCIA MENTAL, ESCAPISTA DEL PENSAMIENTO ÚNICO, LUCHADORA E INSUMISA ANTE LA INJUSTICIA Y LA DESIGUALDAD POR RAZÓN DE SEXO

En un día como hoy, 8 de marzo de 1977, la ONU proclamó esta fecha como el Día Internacional por [...]

¡Qué bien! ¡Trabajo en una editorial de LIBROOOHWAIT!

HOLA AMIGAS lectoras de Norma Jean y apuestos hombres que hacéis click en los links que ponemos en el tuiter. [...]

El “derecho” a trabajar era una trampa: Feminismo blando y autoboicot.

Digamos que, como yo, naciste en Democracia. Es probable que sientas agradecimiento, aunque seguramente experimentes también cierta desconfianza por la [...]

Hostias de realidad

Una de las frases más oídas de padres poco ortodoxos y adultos insensibles es que “una hostia a tiempo” quita [...]

Ser la otra: consejo de venganza a la española para Valérie Trierweiler

Ay, estos franceses. Qué debiluchos son. No tendrán monarquía pero son LOS REYES DEL DRAMA. Directa al grano. Me paso la [...]

Emily Lindin y The UnSlut Project

Emily Lindin ni siquiera había aterrizado en la adolescencia cuando cometió el pecado mortal de enredarse en juegos sexuales con [...]